Share it

domingo, 10 de abril de 2011

¿Quién es Lolo?

Un suscriptor, que se llama Willian venegas, me habló en varias ocasiones de Lolo, que su pizza, que su comida y yo no sé quién es.

Eso despierta en mí una curiosidad, ¿es tan buena su pizza?, ¿sabe tan buena su cuchara?, ¿me estoy perdiendo de algo muy rico y grande?

Por eso tome una determinación, o mejor dicho dos:

A-Ir pronto a buscar ese lugar y probar sus productos.

B-Buscar en internet quién es Lolo, y el resultado me desconcertó un poco, en especial el italiano Lolo Ferrari (Foto1), el Lolo 2 es un deportista y el Lolo 3 es un rapero, ¿será algunos de estos tres el o la Lolo que habla Venegas?

Pronto les contaré






39 comentarios:

  1. Ahora sí me ha hecho usted reír. Donde Lolo solo hay pizza, nada más, pero qué pizza, mejores que esas tetas tan feas de esa mujer, me gustan más los pechos pequeños y las mujeres delgadas. Hattori, sinceramente, para tetas así hay quitarse las quijadas, jajajaj. Que no nos lean Haze ni Delia (espero).

    ResponderEliminar
  2. A propósito de despropósitos, tuve que salvarle la tanda a usted, en mi blog, con Casandra.

    ResponderEliminar
  3. Hola Hattori: Gracias por el follow, ya el Sr. Venegas me había comentado de este blog hace rato y ahora que estoy más motivada con esta red bloguera, estaré dándole seguimiento con gusto.

    Por cierto, ya quiero saber el desenlace del caso Lolo... ¿Ese es el mismo que muchas veces DW ha mencionado que queda por la línea del tren por Fercori?

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, qué piensa con lo sucedido en Café Mundo??

    ResponderEliminar
  5. Me dejaste también pensando... y llegué aquí:
    http://www.delebimba.com/articulos/189
    serán esos mismos rumbos???

    ResponderEliminar
  6. Hola Hattori:

    Le doy la razón a William...son deliciosas las pizzas de Lolo....además hace postres deliciosos....no se si los tiene en el menú...es un excelente cocinero y el lugar es pequeño pero muy cálido....Y Lolo es un amor...lo conozco desde niños nos criamos juntos siempre fui de Barrio Escalante...es muy bueno...ve a conocerlo y nos cuentas que te pareció...ja ja ja..Gracias por tus maravillosas palabras en mi blog....abrazos.D.J.

    ResponderEliminar
  7. Willian: Con referencia a su comentario, no voy a ser un moralista y decirle que su forma de expresarse de los senos de Lolo Ferrari es grocera, que eso lo digan las féminas que pudieran sentirse ofendidas, imagino que el comentario de la quijada, se refiere que al ver esos implantes se le cayó la quijada y se desmontó, de tan fea imagen.

    Katmarce: Hola, que grato tenerla por estas tierras japonesas, siempre será bienvenida. Su pregunta 1 la respondo diciendo que pronto iré en persona a buscar a ese tal Lolo. A su segunda pregunta, me parece que uno en ningún lugar de comidas, donde no se rpeparen los productos frente a los ojos o al menos, a la vista de los comensales, siempre existe posibilidad de falta de medidas santitarias.
    Creo que puede ser en ocasiones más limpio el chinamo o soda del mercado de Ciudad Quesada, que ciertos restaurantes donde la gente pagan 20 mil colones por una cena.

    Capricornio: Creo que tiene más sentido ese Lolo del que habla el enlace que me facilitó, que alguno de los tres Lolo que encontré en la web, ya le contaré.

    Delia: Creo que si ya dos personas me lo recomiendan tan bien, voy a tener que ir, si le digo que soy amigo suyo, de pronto me hará descuento?

    ResponderEliminar
  8. La quijada, de desmontarla, amigo Hattori, es para que la boca le quepa a uno ahí en esos tetómetros y no al revés... jajajaj.
    Hattori: me divierte su tono de seriedad en su respuesta a mi comentario. Usted que tiene los ojos chinos: ¿de qué tamaño las ve (las tetas)?
    Esas tetas que usted puso en la foto... debieran tener más de un pezón (jajajaj).

    ResponderEliminar
  9. Willian, fue comod arte puerta abierta para que digas muchas veces: tetas, tetas, tetas!

    ResponderEliminar
  10. ¿Glándulas mamarias? Más bien parecen posta de chancho engordado.

    ResponderEliminar
  11. Hattori,
    Creo que William....es tremendo....bueno me han hecho reír....esta bueno el dialogo...ahora creo que ya le llego la hora de ir a conocer al famoso Lolo...que queda por la linea del tren y así podremos al fin .. escuchar su sabia opinión..en cuanto al descuento por conocerme no creo el amigo no hace descuentos a nadie ja ja ja.....gracias por visitar mi blog y por tus muy acertadas palabras....abrazos D.J

    ResponderEliminar
  12. ¡Todavía están esos lomos de rinoceronte ahí arriba!

    ResponderEliminar
  13. Jiji, tiene razón delia que es bonito reírse en los blogs, por eso el mío es como es.

    *** ¿Estoy yo igual a ese Lolo de la foto?
    *** Mmmmmm, con razón don Hattori tiene el sartén caliente mmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  14. Delia que lástima que no haga descuentos.

    Willian, lo tienen inquieto esas dos ¿verdad?

    Niña, no sé si usted está igual a Lolo Ferrari, pero de lejitos parece!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta el humor de ustedes....pienso que saber gozar de nosotros mismo es un gusto...siempre el gozo expresa paz en el alma...Son un amor....abrazos D.J.

    ResponderEliminar
  16. Delia, amiga, pero tenga cuidado con Hattori, recuerde que es un sartén caliente...

    ResponderEliminar
  17. Es mi sino:
    Un amigo inteligente abrió un blog de teatro, pero se siente inseguro para continuarlo, ¿usted me ayudaría a estimularlo para que siga? Vale la pena. Si es así, por favor, visítelo a este enlace (y dígales a otros blogueros, si puede):

    www.ticoteatros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Delia, saber reír de uno mismo es importantísimo, gracias por sus visitas.

    Willian: a visitarlo

    ResponderEliminar
  19. jajaja definitivamente Don Willian y el Chef "caliente" se las traen con estas conversaciones... Pero para cuándo estará la entrada del famoso Lolo??

    ResponderEliminar
  20. Katmarce, la verdad mi problema es que soy un samurái muy ocupado, intentaré ir pronto, espero abra de noche

    ResponderEliminar
  21. Hattori: Perdón sos un samurai de la cocina :P

    ResponderEliminar
  22. Soy un samurái comelón, pero no tan panzón (salió en verso, ¿qué diría Haze al respecto?)

    ResponderEliminar
  23. Buenas buenas. Vi luz y entré. Respecto a la foto que ha ocupado la mitad de los comentarios supongo que el tamño de su cerebro es proporcionalmente inverso al tamaño de los implantes... Suele pasar... De esas que no quiero recordar, de las que pregunto: Qué fue lo último que leiste? Y probablemente responderám: Paco y Lola... No recuerdo de que trataba, eso sí. Líbranos Señor.
    Interesante Blog. Yo he sido siempre de costumbres. Desde llegué acá a NY como en los mismos lugares, el mismo rest Mexicano, Italiano y le compro hotdogs en Time Square al don Felipe frente a la salida de la 8va de la Penn Station.
    Pero... La musa de turno hizo una reserva en un restaurante Marroquí para mañana... Te cuento apenas llego, si lo logro.

    ResponderEliminar
  24. Hola Teatros En Costa Rica

    Gracias por la visita, sin duda, cerebro nada, pero la puse porque se llama Lolo, y como ando en busca de quien es Lolo, era para saber si de pronto esta es la Lolo de quien tanto habla Willian

    Por favor me cuenta, suena interesante la comida marroquí

    ResponderEliminar
  25. Claro claro, asumido el tema. Voy saliendo a ver que pasa en el restaurant en cuestion... El Zerza me dijo Sofia que se llama. Mujeres!!!! Ahi te cuento si sobrevivo

    ResponderEliminar
  26. ¡Ah son implantes! Yo creía que eran unos lomos de elefante o de percherón: se supone que este es un blog de restaurantes. Ya veo que las pechugas de la foto tienen distraído al samurái, porque se quedó con esta entrada y a mi blog el tal Hanzo ni ha vuelto. ¡Qué va! prefiero los pechos pequeños: Hattori, ¿puedo poner aquí como cuáles o los de quién?, solo para ejemplificar.

    ResponderEliminar
  27. Todo lo que sirva para ejemplificar e ilustrar tan entretenida entrada sera bien recibida don William. Nombre apellidos y si puede num de cel.
    Hablando de pechos chicos. Anoche tuve cena aceptable. buena conversacion, buena compania y comida Marroqui.
    Hattori: Sobrevivi. La dama en cuestion reservo en el el Zerza, la eleccion fue una pierna de pato con higos, papas asadas y algo parecido a Zanahorias que no recuerdo el nombre. Que te dire: mmm Estuvo bien, nada extraordinario pero fue una buena velada con pechos chicos, cena aceptable y un hermoso lugar, eso si...
    Date la vuelta al blog, deje una entrada con algo podria ser interesante: www.ticoteatros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. Hattori: "teatros" sí cena de verdad, e iba invitado por la dama. Dice que pechos chicos, ¿los de la dama o los del pato con higos?¡QUÉ SUSTO?
    ¡Qué susto! Comida marroquí. Yo leí "marroquín".

    ResponderEliminar
  29. Los de la Musa... Del pato fue la pierna.. exquisita... Que coincidencia, la musa tambien!!!! Que insolente!!!! Y saber que ya le recomende los blogs, en cualquier moemento se da la vuelta... Borro???

    ResponderEliminar
  30. Salgo de las tinieblas Blogueras, mas rapido de lo que pensaban... jeje. Un gusto a todos... Que tal Hattori? Que tal foristas, Don William un placer.. La verdad estuvo bueno el pato con higos, la conversacion y el vino. En cuanto al ultimo comentario de "Teatros" pues... Que les digo? El es un amor jajajaja. ME dare la vuelta mas seguido.. Pero, yo no tengo blog :(

    ResponderEliminar
  31. Teatro, no borre nada. Al ver la foto de Sofía (sabiduría, bien lo sabemos todos que eso significa) coincidimos en el concepto de Musa (con mayúscula) que se encuentra en Sofía. Lo otro, lo de los "pequeños", la pierna y demás, la foto lo sugiere, aunque no lo ejemplifica. Algún día comeré marroquí. Teatros, ¿no hay comida Jarquí? me encantaría saborearla: puede ser jarquín, nada importa, con salsa amarcelada, sería una poesía de menú que ni Hattori se imagina, ¿o sí?

    Voy al blog de KatMarce y veo que no está actualizado; por aquí Hattori tampoco aparece; ¿se habrán ido juntos? Ahhh, el mundo bloguero es sorpresiva, quien quita un quite, pero ojalá no sea así esta vez, lo digo por Kat, no por el samurái Hattori.

    ResponderEliminar
  32. Hattori no me des vuelta...
    No me haga lo que me hizo Apolo...
    Soy una sentimentalona...
    ya lo sé...
    por ejemplo... acabo de poner una entrada nueva en mi blog y a mí misma se me vinieron unas lágrimas con solo imaginar.

    ResponderEliminar
  33. DW: Esta almirante/sargenta ya actualizó el blog, así que quedan invitados para que comenten... Ya veo que no se me permite dejar por mucho tiempo las profundidades marinas, porque los pasajeros empiezan a rumorar...

    Ahora esperemos que Hattori pronto devele la identidad del verdadero Lolo, yo quiero ver qué tal está la pizza por ahí, para ver si me doy la vueltita :)

    ResponderEliminar
  34. Lo de comida Jarquí pues no lo se... Pero el menú lo podés ver sin problema. (Me he reído que no tenés idea)
    En cuanto a que la foto no lo ejemplifica pues por ahí creo está solucionado. Ya te darás cuenta.
    Esperemos que Hattori solo ande de parranda.

    ResponderEliminar
  35. Amigos regresé, lo que ocurre es que los samuràis tenemos misiones inesperadas, algunas un poco suicidas, pero regresé.

    Teatros de Costa Rica: Una buena velada siempre es mejor en compañía de una dama, sin distingo del tamaño de sus senos.

    Willian: Creo que en vista de su interes en los senos, voy a ilustrar toda futura entrada con una foto de senos, asì me aseguro su visita, ya voy de camino a su huella.

    Sargent Katmarce: ya casi le llego.

    Hija de Priamo: la fidelidad me caracteriza, de seguro hasta se sorprenderia cuanto

    ResponderEliminar